Tener tribu, crear tribu

Esa frase de ‘se necesita una villa para criar’

Que cierta es.

Todos necesitamos ayuda, quien diga que no lo necesita, miente.

En su defecto, el que diga que no lo necesita se desborda en algún momento.

Necesitamos ayuda así sea solo para desahogarnos, para que nos abracen en esos momentos de sensibilidad extrema, porque parte de ser madre, es vivir momentos de extrema vulnerabilidad en muchas ocasiones, para no decir en todas las ocasiones.

Necesitamos ayuda, en diferentes niveles.

Y es que ser madre es ser muchos roles al mismo tiempo, pero no tienen que ser todos, y está bien no querer ser todos esos roles que se esperan, y que en la mayoría de los casos no los ponemos nosotras mismas, aprendido o no de nuestros paradigmas de crianza.

Y qué importante es saber pedir ayuda.

Yo he tenido que aprender, y no es fácil, no ha sido fácil y todavía voy aprendiendo.

A veces creo que puede pasar, porque me ha pasado, que si no lo hago yo, es como si me quitaran una parte de mi, es decir, ser mamá ha ocupado y ocupa tantos espacios de mi vida, que si no hago algunas de las cosas más simples, como por ejemplo llevar el coche/carrito/silla de bebé, me falta algo.

Así que es un aprendizaje de poco a poco, y que se va extendiendo a medida que los hijos tienen mayor independencia.

Y doy gracias infinitas todo el tiempo a quien está allí.

A quienes me enseñan que está bien pedir ayuda.

A quienes me reafirman que es necesario.

Hace unos meses, me tocó llevar a Martín al hospital de urgencia, llamé a mi cuñada para que me ayudara buscando a Miranda si no llegaba a tiempo, e hizo más, me llevo para ir y venir más rápido.  Así que llame a una amiga, mamá del colegio para que me ayudara.

Nuevamente, que bueno es tener gente, tribu, personas en quien confiar.

La mami de su mejor amiga la buscó y me espero.

Se necesita ayuda, tribu, amigas, gente.

Que puedes tener todas las ganas pero los imprevistos llegan y siempre es necesario tener a alguien, así sea para sentarte, llorar acompañada y volver a comenzar.

Y creo que para conseguir hacer tribu, nos hace falta un ingrediente primordial.

La empatía.

 

Tener empatía en la crianza

 

La empatía es la capacidad de percibir, entender, comprender lo que está sintiendo el otro.

Porque para criar se necesita ser empático, ponerte en el lugar de tus hijos, saber que son niños, que se están enfrentando al mundo por primera vez, que en muchas ocasiones no entienden lo que pasa y lo que les pasa.

Que como siempre digo, quizás me vuelvo repetitiva, si es difícil de adultos entender y manejar nuestras propias emociones, imagina de niño, que no entienden ni si quiera que son las emociones.

Ser madre es como ser niño, es aprender a conocer el mundo a través de sus ojos y de sus experiencias, y aprendernos a conocer nosotras como mujeres, de una manera diferente, porque sin duda ser madre es enfrentarte al mundo por primera vez, otra vez.

Y si es importante ser empático con nuestras parejas y con nuestros hijos y con nuestra familias, es también importante ser empático con nosotras mismas.

¿suena loco no? 

Pero sí, intentar, y digo intentar porque se que es difícil, pero debería ser casi que obligatorio, ser amable con nosotras mismas.

Como madres, como mujeres, como personas, darnos espacios para respirar, darnos espacios para reflexionar, darnos espacios para perdonarnos y sobretodo para amarnos.

Y en esa misma medida ser empáticas con las otras mujeres, madres que están a nuestro al rededor.

Quizás parezca que esa mamá está en su mundo.

Quizás parezca que esa mamá no te entiende.

Quizás parezca que esa mamá no es cercana.

Pero lo más seguro es que esa mamá necesite más una sonrisa y una mirada de contención que una mirada desde arriba.

Hacer tribu, es necesario.

Y para eso es necesario saber que tu eres mamá, que yo soy mamá, que ellas son mamás y que todas desde nuestro ser y con mucho amor damos lo mejor.

Que tu eres mamá, que yo soy mamá, que ellas son mamás y somos compañeras no competencia.

Y que todas y cada una de nosotras lo hacemos, seguramente, desde lo mejor que somos y tenemos, incluyendo en todas aquellas ocasiones en las que nos equivocamos.

Aprender que no estamos solas, pedir ayuda y ser empáticas de corazón, hace de este camino un poquito más fácil de transitar.

Besos, amapuches y nos leemos pronto

Deja un comentario

Related Blogs

Posted by Maihum | 28 mayo, 2019
Cómo empezar un blog, mi experiencia real
Cada cierto tiempo alguna persona que conozco me escribe para hacerme preguntas acerca de cómo hacer para empezar un blog. A mi me causa gracia, porque no me considero para...
Posted by Maihum | 28 abril, 2019
¿Qué es emigrar para mi?
Casi no puedo creer que voy a escribir este post. (más…)
Posted by Maihum | 15 abril, 2019
Nuestra Experiencia con GuDog: una app para perros
Cómo sabes nuestra familia está compuesta por mamá, papá, dos hijos humanos y una hija perruna. Curie nos acompaña en nuestra familia desde que el gordito y yo a penas...
A %d blogueros les gusta esto: