Nuestro medio destete

nuestro medio destete

Hace ya varios meses que venía dándole vueltas a la idea de destetar a Martín en las noches.

Dar pecho para mí ha sido un inmenso placer. Siempre que puedo lo digo, he tenido suerte, porque si hubiese tenido pezones rotos, o mastitis, o sangrado, o cualquiera de las múltiples situaciones que pueden dar al principio de la lactancia lo más seguro es que yo no lo hubiese aguantado. O al menos eso pienso, no lo sé. He sido una suertuda, que no pase nada de esto. Hoy en día si me preguntan como es la subida de la leche, no lo sé. Aquí te cuento un poco mi historia con la lactancia.

Yo simplemente estaba ahí, disponible 24/7 para darles cuando quisieran y/o necesitaran, y eso ya es bastante ¿no?

Esa sin duda es la parte más dura. Saber que ese tiempo que inviertes en darle alimento, seguridad, amor, paz a tus hijos, pues se vuelve en un tiempo, que muchas veces en el afán diario de hacer y hacer, se cree perdido. Y quizás muchas veces es por esto que me sentía que no había hecho nada en el día. Porque había estado allí sentada dando pecho.

medio destete

Dar pecho de noche tampoco me pesaba.

Si, no dormía.

Sí, vivo cansada.

Sí, había que levantarse mil veces, cambiar de posición y seguir dando pecho.

Pero lo hacía sin problemas y sin quejarme, al menos sin quejarme tanto.

Aun así, sentía que ya era el momento, no de destetar completamente, porque mi meta es por lo menos hasta los dos años, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud. Pero si ya me rondaba la idea del destete en la noche.

Martín podía pasar noches enteras pegado a mi pecho, por horas, que en ocasiones se hacían interminables, a eso sumarle la imposibilidad de si quiera ir al baño sin que hubiese un berrinche tan grande que despertara a toda la casa.

En fin pudiese buscar miles de justificaciones más.

La realidad es que lo sentí necesario.

Y ya eso es más que suficiente.

Aun así lo más difícil fue tomar la decisión. No fue sino una noche hablando con una amiga, que me comentó que comenzaría a destetar a su pequeña en las noches, que me decidí a dejar de pensar y a comenzar a hablarlo. Ella lo había hecho con su primer hijo, de la misma forma que yo lo hice con Miranda, aunque en tiempos diferentes.

Entonces comprendí, que cualquier momento iba a ser difícil, y que si no probaba hacer algo no sabría si lo podríamos manejar los dos o no.

Medio destete

¿Cómo hicimos el medio destete?

 

Pues en un principio, lo hablé con el gordito, el suele decir que eso es cuestión de mama e hijo, pero no hay cosa de la maternidad que no comentemos y decidamos juntos.

Luego hablé con Martin, le dije le amaba mucho y que mamá iba a estar acompañándolo. Pero qué a partir de ahora no iba haber teta de noche, que le iba a abrazar y hacer cariño, pero que durante la noche ya no había teta.

Luego lo más importante ser fuerte, amoroso y estar seguro de la decisión que has tomado.

Durante la primera noche lloró, no lo voy a negar, pero se lo explique una y otra vez y no deje de acompañarle y de abrazarle. Hasta que se durmió, se despertó un par de veces y siempre le dije que la teta en la mañana y para mi sorpresa se volvía a dormir solo y sin problema.

Eso sí, al día siguiente la que no podía era yo. Pase el día llorando por los rincones, estar segura de las decisiones que tomas, no siempre van de la mano con estar serena; al menos no en un principio. Yo estaba segura que era lo mejor que podíamos hacer para nosotros, pero claro verle llorar no fue fácil, y dudarlo todo parece el hobby preferido de las madres.

Ya la segunda noche, le volví a explicar y se acostó a dormir a mi lado sin llorar. No lo podía creer. El lo había entendido. Y poco a poco lo entendía yo, tomar este tipo de decisiones a veces no son fáciles, pero cuando se sienten necesarias, es algo que hay que hacer.

Ya tenemos un mes y sin ningún problema. Si, se levanta una vez, generalmente hacia las 5 de la mañana y le digo que hay que dormir, le doy un poco de agua si lo pide y sigue. Ahora con la llegada de los mocos, se ha levantado un par de veces, pero aunque estaba incomodo, volvía a dormirse solo.

De esto, me alegra que pueda dormir mejor, casi que ni me lo creo que el niño que no dormía, paso a dormir prácticamente toda la noche la mayoría de las noches, y cuando te digo que no dormía es que podíamos pasar horas despierto de teta en teta, aquí puedes leer al respecto 😉

Ha sido una buena decisión para todos, eso si, para nosotros no se ha acabado la lactancia, por lo que en algunos momentos del día pide más y le doy.

Pero este medio destete nos ha ayudado a tener mejores noches de descanso, tan necesario para todos, sobretodo ahora con el comienzo del cole y la guardería para Martín.

Como siempre, esta es una decisión súper personal, que quizás muchos piensan y pocos saben cómo hacerlo. Siempre que sea necesario y te encuentres así, sin saber por donde comenzar, busca ayuda, alguien que te escuche. Dicen que para criar se necesita una tribu, y no esta lejos de la verdad.

Besos, amapuches y nos leemos pronto.

Blog Comments

Woaooooo es ma-ra-vi-llo-so. Esto si que es un deleite leer.

Ruth, como siempre

Valioso tu aporte.
Hasta ahora no había visto nada de una experiencia de medio destete y justamente del de la noche.
Había leído justamente que si la intención de destetar es para que duerma la noche del tirón eso no tiene porque pasar.
Como digo, valioso aporte! Gracias

Supongo que cada quien es diferente, yo lo he hecho así con los dos, y nos ha funcionado, con Miranda no fue para que durmiera, sino porque estaba embarazada y sufría yo muchísimo dándole pecho de noche. Y la verdad que hablarles con sinceridad y estar tranquilos ayudará
Gracias Isa por tus palabras

Gracias por compartir tu experiencia, seguro que ayudará a muchas mamás que estén en esta misma etapa. Besos

Gracias Daniela, eso espero. Lo más importante que confíen en sí mismas

Ayyy, el destete nocturno… Yo lo necesitaba, llego un momento en que no dormir me afectaba mucho.

A mi también, pero sobretodo a él.

Justo hace poco que hemos pasado el destete. Después de 40 meses y dos días. Esta etapa ha finalizado y quedará siempre en mi corazón

Vaya 40 meses son muchísimos, por supuesto que siempre quedará en tu corazón es una etapa que se recuerda siempre con mucha ilusión.

Ay el destete… Esos momentos únicos y maravillosos, pero como bien dices llega un momento en el que es necesario pasar página, por el bien de los dos y de la familia en general Besazos y que todo siga así de bien

Si la vida es cuestión de ciclos, y destetar, así sea medio destete, es parte de ella. Besos Vero

Deja un comentario

Related Blogs

Posted by Maihum | 10 octubre, 2018
Un cumple de Mariquitas DIY
Organizar un cumpleaños en tres días y con un presupuesto bastante corto y ajustado es posible. Solo se necesita imaginación, y por supuesto la disposición de recortar bastante papel. (más…)
regalos de cumple
Posted by Maihum | 4 octubre, 2018
Ideas para escoger regalos de Cumpleaños
Tener hijos es casi sinónimo de querer darles todo y lo mejor que podamos. No importas si eres pro lactancia o pro fórmula, pro colecho o no, mami crafter y...
dos nenes con mochilas para la vuelta al cole
Posted by Maihum | 4 septiembre, 2018
3 Recomendaciones para sobrevivir la vuelta al cole
La vuelta al cole es un momento emocional para todos. Para grandes y peques, por eso hoy traigo tres recomendaciones que nos ayudarán a sobrevivir la vuelta a la rutina...
A %d blogueros les gusta esto: