Mis emociones en la adaptación

Emociones en la adaptación

Esto de la adaptación al nuevo año escolar da para mucho, para sentirte feliz por verles crecer, para sentirte cansada por el ajuste a las nuevas rutinas, para sentirte angustiada y con culpa cuando les ves llorando y para sentirte en falta.

Si, en falta. Es un término psicológico, pero en pocas palabras, sentir un vacío por algo aún teniendo todo. Esa sensación de que tienes todas tus requerimientos básicos cubiertos, pero hay algo que falta, aunque no sepas muy bien que es.

Y la verdad es que puedes sentir todas estas emociones a la vez. O al menos así me siento yo.

Hoy no escribo para darte luz de cómo hacer algo, hoy escribo para desahogarme, escribo desde la emoción, más que desde la razón.

Voy escribiendo mientras camino y siento un vacío porque no llevo el coche de Martín, voy encontrándome a otros padres que me preguntan por él, y me ven como si me faltara algo. Y vamos, si ellos me miran así con asombro, ¿Cómo no lo voy a sentir yo?

Voy caminando ligera, ligera porque voy sin los niños, pero a su vez ligera, porque me siento tranquila de la decisión tomada, de darles [y darme] esas horas.

Y a su vez soy capaz de sentirme angustiada y culpable, por dejar a Martín con lágrimas en su rostro. ¡Hola culpa! Tu siempre llegas cuando nadie te invita. O por el contrario, llegas porque yo te llamo. Porque siento que hay algo que no estoy haciendo como se debería.

Pero cómo debería ¿según quien? Porque en mi ser más consciente y racional sé qué hago bien, pero por allá la emoción me embarga y pienso que quizás debería darle un abrazo más. Venga, vuelvo con el debería.

También me siento feliz, porque cuando los busco, los veo sonreír, veo como aprenden, veo que van contentos y que se sienten a gusto. Así que ya por ahí vivo un sube y baja emocional.

Ahora me siento cansada, cansada por los ir y venir en un tiempo determinados por otros. Por sentir que tengo que llevar todo al día, sin dejarles de atender, de correr sin que ellos sientan que tienen que correr también. Que por supuesto es algo que no siempre puedo evitar.

Pero también estoy cansada de sentir que tengo que dar[me] explicaciones constantemente, de lo que hago, de lo que dejo de hacer, de lo que logro y de lo que pienso que debería [hola debería, deberías irte a tomar un café] estar logrando en [comparación?] mi vida.

Y si que me siento feliz con las elecciones que hago constantemente y a diario, aún cuando me equivoco, porque de allí aprendo, pero vengo de una sociedad del que dirán que me persigue y siento constantemente como me juzgo por ese que dirán, que esta mayormente en mi, en mi mente y en mi sombra.

Ahora que nos estamos adaptando a estas nuevas rutinas escolares, me toca a mi también adaptarme, hacer las pases conmigo y saber que puedo llegar a donde quiera despacio y a mi ritmo, porque así lo decido yo.

Hola Tú y hola yo, solo quería decirte que lo estás haciendo bien, sin importar si sientes una o todas estas emociones a la vez.

Blog Comments

Mami lo estás haciendo perfecto. La fuerza está contigo

Gracias guapa estoy segura que tú también

Te entiendo perfectamente se sienten miles de emociones a la vez. Mi único consejo es que te dejes guiar por tus sentimientos, por lo que tú piensas y aparta esos comentarios que no te ayudan en nada, en definitiva escucha tu corazón

Totalmente cierto, eso he estado haciendo, pero qué bueno leer que así se va mejor, escuchando a tu intuición

Así es la maternidad, un carrusel de emociones.

La maternidad es una montaña rusa constante de emociones la verdad.

Guapa! Lo estás haciendo bien. Es normal tener mil emociones, pero ellos (y nosotras) necesitan las nuevas experiencias y el ir al cole es una de las mejores

Ay! Qué difíciles son als cosas a veces, y nosotras que nos empeñamos en ponernos trabas a nosotras mismas. Somos las mejores mamás que nuestros peques podrían tener. Aún no he vivido esos sentimientos porque hasta el año que viene, Nora, no comienza el colegio. Mucho ánimo!

Si si, nos juzgamos y criticamos en todo. Que empeño de verdad

Como todo en la vida, nada es blanco o negro y somos seres que sentimos, unos días mejor y otros peores, pero lo más bonito es sentir paz cuando haces algo.. Tús peques son felices? Lo estás haciendo bien!

Pues tengo yo esa sensación de culpa porque no veo a mi peque feliz en el colegio…esperaremos unos días más.

Uy que difícil. Cada niños y cada persona necesitan tiempos diferentes. Mucha
Fuerza y un gran abrazo para estos momentos

Deja un comentario

Related Blogs

sentimiento de culpa
Posted by Maihum | 26 septiembre, 2018
Ese sentimiento llamado Culpa
¡Ay la culpa! el sentimiento de culpa,  esa bendita sensación que nos persigue. ¿O no te has sentido así? ¿Cuantas veces no te sientes juzgado por esa sentimiento que parece...
Posted by Maihum | 1 julio, 2018
¿Cerebro de embarazada yo?
Hace unas noches estaba viendo the bing bang theory, una de mis top 5 de series favoritas de toda la vida, I love Sheldon <3 ; en fin en el...
series divertidas de netflix
Posted by Maihum | 21 junio, 2018
6 series de netflix divertidas que no te puedes perder
Ya en otras ocasiones les he comentado que me encanta la cocina. Me gusta mucho cocinar, de todo, con lo salado siento que puedo dejarme llevar por el momento y...
A %d blogueros les gusta esto: