All for Joomla All for Webmasters

La rutina del sueño de Miranda

Posted by Maihum | 4 julio, 2017 | Niños y Familia

Cuando nos mudamos a España tuvimos que hacer muchos cambios, lo que incluía un cambio en nuestra rutina, y por ende en la de Miranda.

Uno de esos cambios fue hacer un colecho casi obligado, no fue algo que nos molestara, pero tampoco era nuestra primera opción, fue algo más por necesidad, y luego intentar cambiar esto nos costó casi un año.

Cuando decidimos que ya era hora que Miranda durmiera en su cuna, en su cuarto, no lo hicimos porque otros opinaran que ya era hora, cosa que opinaba todo el que podía, lo decidimos porque ya lo necesitabamos y sentíamos que era el mejor momento. Quizás fue la intuición, una semana después de comenzar con su nueva rutina nos enteramos que estaba embarazada de Martín.

En fin, comenzamos haciendo lo que para nosotros es primordial, investigar cuáles eran las diferentes formas en las que podíamos abordar este cambio, leímos, aprendimos, hicimos un plan, y luego, como mucho en la maternidad, no funciono del todo bien, y pues tuvimos que hacer lo que pudimos, de la manera más respetuosa para ella y para nosotros.

 

Establecimos una nueva rutina de sueño, con límites claros, estos límites eran más para nosotros, para no dañar y echar para atrás el terreno que ganaramos;  y lo más importante lo hablamos con ella, le explicamos lo que sucedería, y aunque los primeros días fueron duros, podría decir que fue  más para mí que para ella, para el tercer o cuarto día de su nueva rutina ella pedía irse a su cuarto y dormía con tranquilidad la mayoría de la noche, todas las noches.

Dormir es uno de los aspectos más importantes para el ser humano, es el momento en el que el cuerpo se autoregula, obtiene el descanso necesario para su funcionamiento y la energía para el día a día, es además de importante para los niños, ya que además ayuda a regular su comportamiento.

Y aunque todos los niños son distintos y tienen diferentes necesidades, es una realidad que si necesitan un buen sueño reparador.

 

Luego de que Miranda comenzara a dormir en su cuarto y regulara su sueño, se dormía sola, y pensabamos que eramos todos felices por el logro alcanzado, comenzaron los cambios y nuevamente todo cambió. A veces creo que lo más dificil de la maternidad es enfrentarse a esos momentos en los que te sientes que retrocedes en el tiempo y que los avances cuestan un poco más.

Ya Martín venía en camino, así que la primera modificación que hubo fue que cambiamos a Miranda a la habitación grande, que luego compartiría con Martín, y practicamente al mismo tiempo comenzó el colegio. Así que vivió dos grandes cambios que se notaron principalmente en su rutina de sueño.

Pasó a despertarse una, dos o tres veces por noche, y por supuesto solo quería que yo estuviera allí, tenía que acompañarla hasta que se durmiera nuevamente.

Luego, sus abuelos que estaban de vacaciones aquí se regresaron a Venezuela, mi mamá, que tenía meses con nosotros, se fue a Madrid, y vino su tía unos días y también se fue. La verdad es que a Miranda lo que más le ha tocado vivir ha sido las despedidas y separaciones y siempre, siempre se notan en su rutina de sueño.

 

Al principio pensaba que una solución era no dejarla dormir tantas horas de siesta, que generalmente duerme dos horas, llegué a pensar que no hiciera siesta en absoluto y esto la ayudaría a dormir más en la noche. Y bueno no puedo hacer más énfasis en lo equivocada que estaba, bueno que estábamos, que estas decisiones son en equipo.

Descubrí que si algo necesita Miranda para dormir bien en las noches, es estar descansada; que sí, que suena loco, pero es la verdad, los niños en general necesitan cumplir con ciertas horas de sueño, y para Miranda incluye la siesta, sino pasa la tarde un poco irritable, hay mayores probabilidades de pataletas los días en lo que no hace siesta y más despertares nocturnos.

Así que para solucionar un poco, intentamos en lo posible mantener una rutina, en donde primero haga su siesta en la tarde, esto a veces me cuesta mucho, sobretodo desde que Martín nació y a veces estoy limitada, me faltan brazos para hacerlos dormir a los dos. Aún así, hago todos los intentos.

Establecer una hora en la que comienzan los preparativos para ir a la cama, soy sincera y este también cuesta a veces, sobretodo ahora en verano, y es que si no tengo el reloj a la mano se me pasa, pienso que son las 5 de la tarde con ese sol que invade la casa, y resulta que ya es más que de noche.

La hora de dormir es directo en su cama, sin pasar por nuestra habitación, esta, aunque parezca mentira lo ha ido pidiendo ella.

Y al ir a su cuarto comienza la danza diaria, todos los días igual. Primero tengo que ir yo con ella, no papá. esto es un requerimiento específico, luego rezamos la oración de la noche, pedirle al ángel de la guarda que cuide su sueño; luego va nombrando a todos sus compañeros del colegio y me cuenta como ya están durmiendo, incluyendo a su maestra; seguimos con una sesión de rascar, si justo antes de dormir a ella le pica la pierna, la rodilla, un brazo, el codo, el otro brazo, la espalda, la otra pierna, la otra rodilla, el otro codo, y así hasta el más allá. Luego pide cariño, justo cuando ya esto con la paciencia al limite y le recuerdo que es hora de dormir, me pide que me vaya y que ahora quiere a papá. Si estamos de suerte va papá y se duerme, otros días tengo que hacer doble turno.

 

Si, sé que los niños deben aprender a dormirse solos, y sé muy bien que ella sabe, lo hace en las tardes, y lo hace algunas noches, pero también sé que debemos hacer un poco lo que la intuición nos diga, lo que el corazón nos dicte y lo que nos haga sentir bien como familia, y en general esto nos hace sentir bien.

Yo me imagino, que Miranda no es la primera niña que se despierta en las noches, tampoco será la última, pero si que es importante como padres que lleguemos a reconocer esos hábitos de sueño, y ayudarlos en lo posible a mejorar para un mejor sueño de ellos y de nosotros.

En resumen, para mi, lo importante es reconocer las necesidades de sueño de tu peque, hacer una buena rutina e intentar cumplirla a diario, esta última para mi es la más dificil, pero ¡ahí vamos! Y siempre, siempre, siempre recordar, que nada es definitivo, y que hay diferentes días, etapas y momentos.

Y tu, ¿Tienes alguna rutina para la hora de dormir? ¿se te ha hecho dificil o tienes una buena solución que puedas compartir?

 

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Related Blogs

Posted by maihumadmin | 18 octubre, 2017
Cómo manejar las pataletas infantiles,  es seguro una de las cosas más temidas por los padres. Sí, así es, llámala rabieta, berrinche, pataleta o aspavientos, sea cual sea el nombre...
Posted by maihumadmin | 16 agosto, 2017
Todavía nos falta una semana para salir de vacaciones en familia, serán nuestras primeras vacaciones, fuera de casa como una familia de cuatro! Y estoy más que emocionada, porque visitaremos...
Posted by maihumadmin | 4 agosto, 2017
Cuando comencé con la lactancia materna no sabía lo que me esperaba, creo que puedo decir que tampoco me imaginaba cómo sería realmente. Sí leí mucho, quería estar informada de lo...