Ese sentimiento llamado Culpa

sentimiento de culpa

¡Ay la culpa! el sentimiento de culpa,  esa bendita sensación que nos persigue. ¿O no te has sentido así?

¿Cuantas veces no te sientes juzgado por esa sentimiento que parece que llega y no se va? Y es que eso es la culpa. Es esa sensación de que no estás haciendo lo que se supone que deberías estar haciendo.

Que complicado ¿no?

Lo primero que deberíamos identificar es que son los deberías, esa palabra que parece insignificante y sin sentido, pero que viene súper cargada.

Siempre recuerdo algo que aprendí en la universidad, tus deberías no son los mismos que mis deberías. Tan simple como eso, porque somos personas diferentes, y es que aunque nos gustaran las mismas cosas y nos parecemos físicamente, lo que tú has vivido, es percibido por ti de manera diferente a cómo lo pudiera percibir yo. Cada quien vive su realidad, así que ¿por qué deberíamos hacer lo mismo?

Claro que hay reglas y leyes, que se tienen que cumplir, pero siento que mientras viva sin hacerle daño a ti mismo o a otro, pues eres libre de vivir y sentir como quieras.

Pero, esto dista mucho de la realidad. La culpa, aunque pueda venir de afuera, se siente como culpa porque hay algo dentro de ti que siente que no lo hace bien.

Es muy probable que sentirse así venga de la crianza, de esa niñez que tanto nos marca. Por supuesto que no quiero decir que los papás lo hicieron mal, siento que cada quien da desde lo que tiene internamente para dar. Pero si es verdad que si de niños nos hemos sentido que no logramos hacer bien las cosas, que siempre se espera más de nosotros, pues posiblemente ahora de adultos lo sigamos creyendo así

Todo esto desde un sentido muy amplio. Qué no es cuestión de generalizar y cada caso se debe analizar individualmente.

Me comentaba alguien que intentaba destetar al hijo y que se sentía culpable y terminaba dándole pecho.

Quizás allí habría que ver qué es realmente lo que quieres hacer tu, porque si sientes que es la decisión correcta terminas haciendo lo que no quieres. Cabría preguntarse si realmente quieres destetarlo, si lo haces por las razones correctas para ti y no por lo que otros digan.

Por supuesto que no queremos ver sufrir a nuestros hijos, yo me siento culpable si le grito a Miranda, porque aunque ella estuviera haciendo algo que no era lo adecuado, gritar para mi no es la mejor solución, así que me hace sentir mal y me juzgo a mi misma porque no es lo que yo pienso que debería hacer.

Pero la mejor solución siempre será hacer algo al respecto

A ver, reflexionando un poco al respecto, y en una opinión bastante personal, creo que la culpa es necesaria a nivel psíquico, nos hace plantearnos si lo que hacemos es lo correcto para nosotros.

Pero creo que debería ser solo para eso, para que haya un punto de reflexión hacia lo que vivimos

Ahora la culpa tambien la puedes usar para martirizarte, para manipular emocionalmente a otros, para crear excusas y no hacer algo con respecto a lo que causa un dolor psíquico o emocional.

 

¿Quieres deshacerte de ese sentimiento llamado culpa?

sentimiento de culpa

Pues no te quedes paralizada.

Hacer consciente lo que no te gusta de ti mismo, que es muy válido, y hacer algo al respecto para cambiarlo, puede hacer que empiecen a disminuir los sentimientos de culpa.

Creo que en la maternidad vivimos culpabilizándonos de todo. Sino me crees puedes leer este post acerca del sube y baja emocional materno. Pero también es necesario darnos un respiro, y sobre todo el permiso de vivir desde el respeto hacia nosotros mismos.

Yo elijo quedarme en casa con mis peques y acompañarlos en estos primeros años de vida al cien por ciento, si tú eliges lo contrario no es razón para culpabilizar a uno o al otro. Es simplemente tu elección desde lo que necesitas o puedes en ese momento.

Y se hace necesario hacer las pases con esa realidad.

Y ¿tu qué haces con la culpa?

Recuerda que puedes encontrarme en @bnoya 

Blog Comments

Ay, ¡qué malos son los deberías! A mí también me han perseguido durante mucho tiempo (a veces salen de nuevo), aunque intento darme espacios para mí y permitirme hacer lo que realmente quiero. Naturalmente hay obligaciones que no se pueden abandonar, pero hay otras que se pueden pausar o aplazar y no siempre lo hacemos. Interesante post. Un abrazo desde Alemania 🙂

Es que muchas veces están grabados en nuestro inconsciente, lo bueno es traerlos a la conciencia y saber que hacer con ello.

Deja un comentario

Related Blogs

Posted by Maihum | 8 noviembre, 2018
Mis tradiciones de cumpleaños al emigrar
Cumplir años era lo más maravilloso del mundo entero para mi. A quien voy a mentir un día especial para uno mismo es súper duper maravilloso, sin duda alguna. Además...
Emociones en la adaptación
Posted by Maihum | 21 septiembre, 2018
Mis emociones en la adaptación
Esto de la adaptación al nuevo año escolar da para mucho, para sentirte feliz por verles crecer, para sentirte cansada por el ajuste a las nuevas rutinas, para sentirte angustiada...
Posted by Maihum | 1 julio, 2018
¿Cerebro de embarazada yo?
Hace unas noches estaba viendo the bing bang theory, una de mis top 5 de series favoritas de toda la vida, I love Sheldon <3 ; en fin en el...
A %d blogueros les gusta esto: